TENGO MIEDO A VACUNAR A MIS HIJOS

VACUNA

Me_lo_creo_todo: Cada vez tengo más dudas y más miedos de cara a vacunar a mis hijos.

Al_Kimiko: ¿Por qué motivo?

Me_lo_creo_todo: Pues cada vez se escuchan cosas peores sobre las vacunas: que tienen mercurio, que provocan autismo, que sobrecargan las defensas de los niños, etc.

Al_Kimiko: En efecto, cada vez se escuchan cosas peores, pero hay que utilizar una perspectiva científica para aclararlas. Para empezar, hay que ver si los beneficios de la vacunación son mayores que los perjuicios, igual que en cualquier tratamiento. A continuación, te indico algunas de las enfermedades de las que se procede a vacunar:

Seguir leyendo “TENGO MIEDO A VACUNAR A MIS HIJOS”

Anuncios

EL AMONIACO ES MUY PELIGROSO

putz-bucket-1290951__340

Me_lo_creo_todo: He leído una noticia acerca de que una persona, tras limpiar dos horas con amoniaco, ha fallecido por parada cardiorrespiratoria. Esto confirma que la química es muy peligrosa, hasta los productos de limpieza son peligrosos.

Al_Kimiko: Efectivamente, la química puede ser peligrosa, sobre todo si se hace un mal uso de ella y no se siguen las instrucciones de seguridad correspondientes. Desconozco los detalles de este caso; pero, en muchas ocasiones no se leen las etiquetas de los productos y no se hace caso alguno de las instrucciones de seguridad, que están para algo.

Me_lo_creo_todo: ¿Qué instrucciones tendría que haber seguido?

Al_Kimiko: Las que aparecen en la etiqueta de los productos: Amoniaco y lejía. Aquí te muestro un ejemplo. Para empezar debe haber un ambiente ventilado para que no se concentren las sustancias que se están empleando como limpiadores. Además de eso, leyendo las etiquetas aparece claramente que no se debe mezclar amoniaco con lejía.

AMONIACO

En la etiqueta se indica que se debe utilizar el producto en lugares ventilados. Además, que no se debe mezclar con salfumant ni con lejía.

lejia-perfumada

En la etiqueta se indica que no se debe mezclar con otros productos ya que puede producir gas cloro.

Me_lo_creo_todo: ¿Es que esa fue la causa de la muerte, la mezcla?

Al_Kimiko: Sin saber más datos, parece ser que sí. Cuando se mezcla el amoniaco, de fórmula NH3, con la lejía, que es hipoclorito de sodio, de fórmula NaClO, tiene lugar una reacción química que da lugar a la aparición de un compuesto gaseoso llamado cloramina, de fórmula NH2Cl.

NH3 + NaClO = NH2Cl + NaOH

Esta cloramina es una sustancia bastante tóxica por inhalación. Este gas al respirarse y mezclarse con el agua de nuestro organismo (saliva, humedad de la garganta,…) origina ácido clorhídrico (HCl) y radicales libres. El ácido clorhídrico además de tóxico es altamente corrosivo y puede crear graves quemaduras en la piel y mucosas. Por este motivo:

– El contacto con el gas puede irritar la piel y los ojos.

– Respirar cloramina puede irritar la nariz y la garganta.

– Respirar cloramina puede irritar los pulmones, causando tos o falta de aire. A niveles más altos la exposición puede causar acumulación de líquido en los pulmones (edema pulmonar), una emergencia médica, con una intensa falta de aire.

Quizás esta fuera la consecuencia de la parada cardiorrespiratoria que sufrió esta persona.

Me_lo_creo_todo: En cualquier caso, ¿quién lee las etiquetas de los productos de limpieza cuando va a usarlos?

Al_Kimiko: Pues es muy mala costumbre. La Química es una Ciencia y tiene sus peligros; pero, se conocen y se advierten adecuadamente en las etiquetas de las diversas sustancias. Como consumidor responsable, para cuidar nuestra salud y la de los nuestros, se deben leer las etiquetas de los productos antes de manipularlos y, de esta forma, evitar sorpresas desagradables y accidentes desgraciados como ha sido este caso.

Por tanto, el amoniaco puede ser peligroso si se manipula mal, como cualquier otra sustancia. Ni más ni menos peligroso que lo que indica su etiqueta, que contiene las precauciones que deben tomarse para su adecuada manipulación.