ESTE VINO TIENE MUCHA QUÍMICA

chemistry-740453__340

Me_lo_creo_todo: Este vino está bueno; pero, ya no es como los de antes, ¡tiene mucha química!
Al_Kimiko: ¿A qué te refieres con que tiene mucha química? Todo tiene química, todo es química, todo lo que hay en el Universo está formado por sustancias químicas: las estrellas, los planetas, los seres vivos, etc. Sin ir más lejos, el agua, sin la que no podemos vivir y que forma más del 70 % de nuestro cuerpo, es una sustancia química de fórmula H2O, es decir cada una de sus moléculas está formada por la unión de 2 átomos del elemento químico Hidrógeno y 1 átomo del elemento químico Oxígeno.
Me_lo_creo_todo: Creo que sabes a lo que me refiero… A que antes era todo mucho más natural, tendrían sustancias químicas como dices, pero eran más naturales.
Al_Kimiko: ¿A qué te refieres con naturales?, ¿a que se producen en la naturaleza? Debes saber algo que hoy en día se presta a mucha confusión. Natural no significa inocuo. Se tiende a pensar que si algo lo genera la naturaleza, sin que un químico en el laboratorio actúe, pues ya es inocuo y no puede hacernos daño. Es un grave error, además muy extendido. El veneno de serpiente es natural, el veneno del pez globo (tetrodotoxina) es natural y ambos pueden matarnos, por poner algún ejemplo.
Me_lo_creo_todo: Pero, coincidirás conmigo en que las etiquetas de los alimentos aparecen llenas de una gran cantidad de sustancias químicas que hace tiempo no aparecían.
Al_Kimiko: No aparecían, no porque no estuvieran, sino porque la legislación no obligaba a ello. En España, a partir de diciembre de 2016, según el reglamento 1169/2011 el etiquetado nutricional permite conocer cuáles son los nutrientes, y en qué cantidad, de un determinado producto. Tiene que ofrecer información adecuada sobre: Valor energético, grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal. De controlar y vigilar la seguridad de los alimentos, su adecuado etiquetado, se encarga la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN). Esto es una seguridad para los consumidores, ya que así podemos decidir si adquirir, o no, un determinado alimento en función de sus propiedades nutricionales.
Me_lo_creo_todo: Pero, ¿es normal que los alimentos tengan en su composición esa enorme cantidad de sustancias químicas?
Al_Kimiko: Te pongo un ejemplo muy claro. Observa la composición química de una manzana:

BR8P8UwCMAAmTAf.jpg large
Como puedes ver, este alimento “natural” está formado por una gran cantidad de sustancias químicas.
Me_lo_creo_todo: ¿Esa es la composición química de una manzana? Pero, si aparecen aditivos E- y todo. ¿Cómo es eso? Pues he oído que estos E- tienen muy mala fama.
Al_Kimiko: Esos E- son Aditivos alimentarios permitidos por la Unión Europea, pueden ser Colorantes, Conservantes, Antioxidantes, Edulcorantes, etc. Están aprobados por la Unión Europea y, esta forma de identificarlos es idónea ya que no da lugar a dudas ni engaños, ya que cada sustancia tiene su número E. Como puedes ver no hay porqué tenerles miedo. Por ejemplo, el E-300 es Ácido ascórbico, más conocido como Vitamina C, muy abundante en frutas.
Me_lo_creo_todo: Entonces, ¿esas etiquetas alimentarias son 100 % fiables?
Al-Kimiko: Las etiquetas sí; la publicidad que emplee la empresa responsable del producto, no. Es como todo, hay empresas que no tienen ningún tipo de escrúpulos en usar determinados slogans para vender sus productos. Un ejemplo es una conocida marca de galletitas infantiles para tomar a partir de 12 meses anunciadas con el slogan “Sin porquerías”, como puede verse en la portada y, podemos comprobar en el etiquetado que aparece aceite de palma, azúcar añadido, frutos secos, etc. ¿Qué será su concepto de sin porquerías? No sé qué quieren decir. En esto sí hay que tener un especial cuidado y actuar como consumidores responsables.

Anuncios